Feria del libro Urgente “Menos libros = más pobreza”

Feria del libro Urgente fue la respuesta del universo editorial para plantarse a la Ley Ómnibus enviada al Legislativo por el nuevo presidente Javier Milei. Bajo la consigna: Menos libros = más pobreza, el evento se llevó a cabo el sábado 20 de enero de 2024 en la Plaza de los dos Congresos.

Respuesta multisectorial desde la Feria del libro urgente

El motivo de la Feria del libro urgente, es oponerse a la desregulación económica del gobierno de Javier Milei en Argentina. Embiste, entre otros derechos, contra la cultura. Es por ello que frente al Congreso se reunieron todos los actores que participan del universo editorial. Escritores, traductores, dibujantes, ilustradores, editores, libreros y bibliotecarios, para visibilizar la lucha contra la derogación de leyes, el desfinaciamiento y el cierre de institutos.

Además, participaron de la Feria del libro urgente: Unión de Escritoras y Escritores, la Cámara Argentina del Libro (CAL), Fundación El Libro (la organizadora de la Feria del Libro de Buenos Aires), Cámara Argentina de Librerías Independientes (CALI), Asociación Argentina de Traductores e Intérpretes (AATI) y Colectivo LIJ, literatura para niños, niñas y jóvenes, entre otras. De hecho nadie en el mercado editorial de la República Argentina, convalida la política escondida dentro de la Ley Ómnibus enviada al Legislativo por el nuevo presidente. Este pretende derrumbar en un mes, 80 años de historia legislativa en la que se instituyeron derechos inalienables, y retrotraer al país a los tiempos del fraude electoral.

¿Por qué la Cultura rechaza la derogación de la ley?

Definitivamente la derogación de la Ley 25.542 de Defensa de la Actividad Librera, afecta de modo dramático el trabajo de pequeñas librerías y editoriales independientes. Atenta contra la bibliodiversidad y el ecosistema del libro. También constituye un retroceso de veinticinco años, cuando el monopolio del mercado era ejercido por los grandes grupos editoriales. Entonces que provocaron un alud de libros importados” minimizando la producción cultural argentina. Ciertamente, sólo beneficia a las grandes cadenas y a las grandes plataformas de venta online como Amazon. A ellos se le están abriendo las puertas para que ingrese sin control del estado a quedarse con gran parte del mercado editorial.  

Bajo el oscuro mandato del gobierno de: “compitan; se les terminó el curro”; “son una casta”; “los libros están carísimos y la cosa no da para más”. Proponen las facilidades para que se impongan los elefantes internacionales, por peso del negocio monopólico, con la consecuente reducción de la oferta bibliográfica nacional”.

Por lo tanto, desde este espacio los invito a conocer lo que pasa. Hay un mercado del libro que funciona. Pero en nombre de la libertad de mercado, vienen a quedarse con tu pensamiento libre, con tu cultura adquirida y con tus derechos más profundos.

Visitas: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inicia conversación
Estoy aquí para atenderte
Hola , en qué puedo ayudarte