El lenguaje inclusivo comienza a permear en la literatura

El lenguaje inclusivo es una clara muestra de que la expresión verbal y escrita está sufriendo una evolución que indigna a los conservadores del lenguaje y llena de esperanza a La Comunidad Lésbica, Gay, Bisexual y Transgénero y a los activistas de los derechos de igualdad.

La lengua se abre paso, por prepotencia, como la naturaleza misma; porque es libre y no se puede prohibir. Los nuevos términos, el uso de hashtags, x y e, se pueden criticar, pero no abolir. Tienen una carga ideológica, un peso político y una complejidad que no admite el vuelo superficial y las excusas caprichosas.  

“El lenguaje humano es como una olla vieja sobre la cual marcamos toscos ritmos para que bailen los osos, mientras al mismo tiempo anhelamos producir una música que derrita las estrellas.”

Gustave Flaubert

Autores con iniciativa sobre el lenguaje inclusivo

El escritor argentino Federico Jeanmaire, fue de los primeros en incursionar en las vicisitudes LGBT en su novela La Creación de Eva. En un reportaje concedido a Infobae en 2018 opinó: “A mí me cuesta creer que el idioma castellano pueda hacer un cambio de reglas gramaticales tan enorme como construir un neutro. La lengua no tiene esa historia. Las lenguas cambian todo el tiempo, eso es verdad y ojalá triunfe la e, yo no tengo ningún problema, todo lo contrario. Lo que a mí se me ocurre, conociendo la historia de varias lenguas, es que las lenguas siempre que se modernizan se hacen más fáciles, no más complicadas”.

El lenguaje Inclusivo
El lenguaje Inclusivo

La primera novela escrita íntegramente en lenguaje inclusivo, Vikinga Bonsái, es autoría de Ana Ojeda. En su opinión: “Hay que pensar las formas literarias para que interlocuten con nosotros en este tiempo”.

En el otro extremo, Vargas Llosa consideró este fenómeno en el Congreso de la Lengua de 2019 como: una aberración del lenguaje. Visto desde afuera, pareciera que hay una batalla mortal entre la Real Academia Española y los militantes de la paridad de género. El problema de fondo es que afloran los prejuicios, la desigualdad, la discriminación, en fin, la injusticia y la vulneración de derechos humanos.

Temas como el sexismo, el androcentrismo y el dominio de una cultura patriarcal, llevaron en 2018 a Carmen Calvo, vicepresidenta del gobierno español, a solicitar al congreso la adecuación de la Constitución española al lenguaje inclusivo.

La RAE voló por los aires. El escritor Arturo Pérez-Reverte amenazó con retirarse de la Academia. La prensa reaccionó con titulares como: “La izquierda insta a incorporar el ‘lenguaje inclusivo’ en los textos jurídicos”. El tema queda visibilizado.

Dogmatismo ortográfico

Explorando Facebook uno puede encontrarse con grupos multitudinarios de Ortografía, en los que explotan debates despojados de compromiso sobre lo que la lengua debería ser. Se percibe en las opiniones un dogmatismo hermético, como si fuese más importante cuidar las reglas de 300 años, que interpretar la nueva realidad que nos circunda y conceder un poco de comprensión.

No hay un esfuerzo para comprender qué hace que un grupo que se siente excluido, tenga que expresarse y luchar por el derecho de inclusión. Hasta donde se puede observar, el lenguaje inclusivo excede el movimiento LGBTQ+, y se proyecta a personas con identidades no binarias que no se perciben como hombre ni como mujer, y el lenguaje es clave para su auto identificación y su inclusión en la sociedad.

Estas personas pueden decidir expresar su identidad por medio del género gramatical femenino o masculino, mientras que otras no se sienten cómodas con estas construcciones y pueden escoger otras maneras de expresarse. Es lo que pasa, aunque a algunos no les guste.

Hay que seguir evolucionando.  Cuando la RAE se fundó hace más de 300 años, no participó ninguna mujer, la noción de derechos humanos con expresiones de género es un fenómeno relativamente moderno. La evolución es inevitable, el derecho es inalienable y la interpretación de esta realidad indispensable.

Visitas: 55

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inicia conversación
Estoy aquí para atenderte
Hola , en qué puedo ayudarte